El Consejo Español del Cerebro y el European Brain Council hacen un llamamiento al Parlamento Europeo y a la Comisión Europea para que apoyen políticas que promuevan la salud cerebral y posicionen a la UE como líder mundial en investigación del cerebro.

La salud cerebral se ha convertido en un tema central de la campaña electoral de las próximas elecciones europeas, que se celebrarán el 9 de junio. El Consejo Español del Cerebro junto con más de una veintena de entidades de toda Europa, encabezadas por el European Brain Council, han presentado un manifiesto para estas elecciones, destacando que los trastornos cerebrales son uno de los mayores desafíos para la salud pública. Estos trastornos son la principal causa de enfermedad y discapacidad en todo el mundo, afectando a 179 millones de europeos y representando un costo anual de 800 mil millones de euros. Se estima que casi 1 de cada 2 personas sufrirá algún trastorno neurológico y/o mental a lo largo de su vida. Enfermedades como el Alzheimer, el Parkinson, la depresión y la epilepsia son altamente debilitantes y, en muchos casos, no tienen cura, afectando significativamente la calidad de vida de los pacientes y sus cuidadores. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que cada país adopte un plan nacional para gestionar mejor las enfermedades neurológicas y psiquiátricas, dentro del Plan de Acción Global Intersectorial (IGAP), con el objetivo de mejorar el acceso al tratamiento y la calidad de vida de los afectados por trastornos neurológicos y promover la salud cerebral a lo largo de la vida. El Consejo de la Unión Europea ha invitado a los Estados miembros a desarrollar planes de acción o estrategias con un enfoque intersectorial de la salud mental, que además de abordar la salud, incluyan aspectos como el empleo, la educación, la digitalización, la inteligencia artificial, la cultura, el medio ambiente y los factores climáticos. Los firmantes del Manifiesto instan a apoyar e implementar estas iniciativas, trabajando en estrecha colaboración con los responsables políticos y los actores locales involucrados en el estudio del cerebro para asegurar una coordinación efectiva y una integración coherente con las políticas europeas.

La presidenta del Consejo Español del Cerebro destaca que la Unión Europea se encuentra en un “punto de inflexión” debido a los “cambios demográficos y sociales, y situaciones como pandemia de COVID-19, las consecuencias de la agresión de Rusia a Ucrania o la propia crisis climática” incrementarán el número de personas afectadas por trastornos cerebrales. Por ello, las entidades firmantes del manifiesto solicitan a los futuros eurodiputados la implementación de medidas para abordar estos trastornos. Los firmantes del Manifiesto consideran fundamental aumentar la investigación en neurociencia y establecer programas de detección temprana y de prevención para preservar la salud cerebral. Solicitan a los eurodiputados que prioricen la investigación neurocientífica a todos los niveles dentro de la agenda del Espacio Europeo de Investigación y adopten medidas para mejorar el acceso al tratamiento y la calidad de vida de las personas afectadas por trastornos neurológicos, promoviendo la salud cerebral a lo largo de la vida. Con este objetivo el Consejo Español del Cerebro ya ha iniciado contactos con eurodiputados y partidos políticos.

Las otras reclamaciones de la comunidad neurocientífica para el 9-J

Además de reclamar medidas estructurales para impulsar la investigación en neurociencia, promover la salud cerebral como un derecho de la ciudadanía y garantizar el acceso a la atención de las enfermedades cerebrales, las entidades piden a los futuros miembros del hemiciclo europeo que tomen medidas para avanzar en el diagnóstico y la monitorización de estas enfermedades y establecer indicadores para analizar su evolución. También solicitan a los eurodiputados aprovechar los fondos europeos para asegurar la inversión necesaria para enfrentar los retos asociados a la comprensión del cerebro y sus enfermedades, y establecer marcos normativos que permitan medidas efectivas y sostenibles.

El Consejo Europeo del Cerebro (European Brain Council, EBC) es una organización sin fines de lucro con sede en Bruselas. Su principal misión es promover la investigación del cerebro con el objetivo final de mejorar las vidas de los aproximadamente 179 millones de europeos que viven con enfermedades cerebrales, tanto mentales como neurológicas. Con miembros que incluyen sociedades científicas, organizaciones de pacientes, sociedades profesionales y socios de la industria, el EBC es la plataforma para fomentar la cooperación entre sus organizaciones miembros, promoviendo constantemente el diálogo entre los científicos, la industria y la sociedad. El EBC enfatiza la importancia de una interacción continua con las instituciones europeas para construir políticas europeas sólidas, crear conciencia y fomentar la investigación y la educación sobre el cerebro y las repercusiones de los trastornos cerebrales.

El Consejo Español del Cerebro (CEC) reúne a asociaciones de pacientes, las sociedades científicas relacionadas con la investigación en neurociencia, fundaciones, entidades profesionales e industria con el objetivo de promover la salud cerebral y fomentar la investigación en neurociencias en España. Estamos afiliados al European Brain Council (EBC), que coordina acciones a nivel europeo.

Nota de Prensa_CONSEJO ESPAÑOL DEL CEREBRO